Contenidos

Sitios relacionados


Redes sociales




Enfermedades del sistema linfático


El linfedema es la hinchazón causada por la acumulación de líquido linfático, la cual puede ocurrir si el sistema linfático está dañado o tiene malformaciones. Por lo general, afecta a las extremidades, aunque la cara, el cuello y el abdomen también pueden verse afectados. Se estima que 170 millones de personas desarrollan linfedema, que progresa en tres etapas:

Etapa 1: Al presionar el miembro hinchado queda un hoyo que tarda un rato en llenarse de nuevo. Debido a que hay poca fibrosis (endurecimiento), a menudo es reversible. La elevación del miembro reduce la hinchazón.

Etapa 2: La presión sobre el miembro no deja un hoyo. La elevación del miembro no ayuda. Si no se trata, la extremidad se vuelve fibrótica.

Etapa 3: Esta etapa de linfedema se llama elefantiasis. Por lo general, sólo se produce en las piernas después de que el linfedema se deja sin tratar mucho tiempo. Aunque el tratamiento puede ayudar un poco, no es reversible.

Algunas causas comunes de la hinchazón de los ganglios linfáticos son las infecciones, la mononucleosis infecciosa, el cáncer (por ejemplo, el linfoma de Hodgkin y no-Hodgkin), y la metástasis de las células cancerosas a través del sistema linfático.

En la elefantiasis, una infección de los vasos linfáticos causa un engrosamiento de la piel y la ampliación de los tejidos subyacentes, especialmente en las piernas y los genitales. Su causa más común es una enfermedad parasitaria conocida como filariasis linfática.

El linfangiosarcoma es un tumor maligno de los tejidos blandos (sarcoma de tejidos blandos), mientras que el linfangioma es un tumor benigno que ocurre con frecuencia en asociación con el síndrome de Turner. La linfangioleiomiomatosis es un tumor benigno del músculo liso de los vasos linfáticos que se produce en el pulmón. (Ver también: Adenopatía)