Contenidos

Sitios relacionados


Redes sociales




La linfa


La linfa es un líquido que se encuentra entre las células del cuerpo humano. Entra en los vasos linfáticos por filtración a través de poros en las paredes de los capilares sanguíneos. Luego, la linfa viaja al menos a un ganglio linfático antes de desembocar finalmente en la vena subclavia izquierda o derecha, donde se mezcla de nuevo con la sangre.

COMPOSICIÓN DE LA LINFA


La linfa tiene una composición comparable a la del plasma sanguíneo, pero puede variar ligeramente. Contiene glóbulos blancos. En particular, la linfa que sale de un ganglio linfático es más rica en linfocitos. Asimismo, la linfa formada en el sistema digestivo, llamada quilo, es rica en triglicéridos (una grasa), y tiene un aspecto blanco lechoso.

El propósito de la linfa es bañar a las células con agua y nutrientes, recogiendo en el camino productos de deshecho de esas células.

FORMACIÓN DE LA LINFA


La sangre suministra nutrientes y metabolitos importantes a las células de un tejido, y recoge de vuelta los productos de desecho que producen, lo que exige un intercambio de los componentes respectivos entre la sangre y las células del tejido. Sin embargo, este intercambio no es directo sino que se efectúa a través de un intermediario llamado líquido intersticial (o líquido tisular) que forma la sangre.

El líquido intersticial es el líquido que ocupa los espacios entre las células, y constituye su entorno inmediato. Como la sangre y las células circundantes agregan y eliminan sustancias continuamente a este líquido, su composición es variable. El agua y los solutos pueden pasar libremente entre el líquido intersticial y la sangre, por difusión a través de las paredes capilares, y por lo tanto ambos están en un equilibrio dinámico entre sí.

El líquido intersticial se forma en la parte final de los capilares arteriales, debido a la mayor presión de la sangre arterial (que viene del corazón) con respecto a la venosa, y la mayor parte vuelve a los extremos venosos y vénulas. El resto (1%), entra en los capilares linfáticos como linfa.

Así pues, la linfa, cuando se forma, es un líquido acuoso transparente con la misma composición que el líquido intersticial. Sin embargo, a medida que fluye a través de los ganglios linfáticos y se pone en contacto con la sangre, tiende a acumular más células (en particular, linfocitos) y proteínas.

Los dos sistemas linfáticos primarios son el timo y la médula ósea, donde se forman las células inmunes o maduran.

El sistema linfático secundario se compone de tejido linfoide difuso encapsulado y no encapsulado. El tejido encapsulado incluye el bazo y los ganglios linfáticos. El tejido no encapsulado incluye el tejido linfoide asociado al intestino y las amígdalas.

CIRCULACIÓN LINFÁTICA


Vasos tubulares transportan linfa de vuelta a la sangre, para reemplazar el volumen perdido durante la formación del líquido intersticial. Estos canales son los canales linfáticos (o vasos linfáticos).

A diferencia del sistema cardiovascular, el sistema linfático no es cerrado y no tiene una bomba central. El transporte linfático, por lo tanto, es lento y esporádico. El movimiento de la linfa se produce a pesar de la baja presión, debido a la peristalsis (propulsión de la linfa causada por la contracción y relajación alterna del músculo liso), las válvulas, la compresión durante la contracción del músculo esquelético adyacente, y la pulsación arterial.

La linfa que entra en los vasos linfáticos desde el espacio intersticial por lo general no fluye hacia atrás a lo largo de los vasos, debido a la presencia de válvulas. Sin embargo, si se produce una presión hidrostática excesiva dentro de los vasos linfáticos, un poco de líquido puede escaparse de nuevo hacia el espacio intersticial y contribuir a la formación de un edema.

USO HISTÓRICO DE LA LINFA


En 1907, el zoólogo Ross Granville Harrison demostró el crecimiento de células nerviosas de rana en un medio con linfa coagulada.

En 1913, E. Steinhardt, C. Israeli, y R.A. Lambert, desarrollaron una vacuna antivírica en fragmentos de tejido obtenidos a partir de la córnea de un conejillo de indias cultivada en linfa.